IMAS en precario

Desde UGT hemos venido exigiendo al IMAS que asuma su responsabilidad en impulsar un nuevo modelo de atención residencial y establezca procedimientos claros en esta etapa de “nueva normalidad”, donde necesitamos proteger a la población vulnerable que se atienden en las residencias de mayores y centros que atienden a personas con discapacidad, con garantías de calidad en el servicio y con seguridad para las trabajadoras y trabajadores que les atienden.

Además, en este momento se están realizando consultas técnicas y jurídicas por parte de la Administración del Estado y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para modificar el Decreto de ratios de personal de atención directa en estos centros asistenciales, donde se estima que en los que dependen del IMAS, implica un incremento medio de al menos el 10% del personal en cada uno de las Residencias de Mayores y Centros que atienden a personas con Discapacidad.

Así mismo, se sigue manteniendo la orden conjunta del SMS e IMAS donde se establece la sectorización de estos centros, lo que implica una mayor dotación de personal, desde UGT consideramos que es inviable una atención integral a las necesidades de atención socio sanitaria de las personas dependientes en muchos de nuestros centros, teniendo que cumplir con las Órdenes e Instrucciones de organización que actualmente se mantienen vigentes si, además, se recorta en personal de refuerzo como se pretende realizar a finales de abril en los centros asistenciales del IMAS, sumando a todo lo anterior el encontrarnos con el “hándicap” de que no se cuenta con el apoyo y la tutela del CORECAAS en los centros que actualmente sufren brotes activos.

Por ello, desde UGT, pedimos al IMAS que agilicen los cambios legales en las ratios de atención directa, que se aplique la financiación del plan de choque a la dependencia en los centros propios y concertados favoreciendo la contratación de personal, que se establezcan procedimientos y protocolos claros que permitan la adopción de medidas, garantizando que los equipos directivos puedan tomar medidas de organización con seguridad jurídica y que permitan seguir manteniendo una atención socio sanitaria de calidad en la atención a los usuarios garantizando las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras que les atienden.

Sólo con la unidad de acción entre las organizaciones sindicales que estamos en el IMAS, se podrá revertir este nuevo ataque a los servicios sociales públicos que son la pieza fundamental del Estado de Bienestar de nuestra Comunidad Autónoma y nuestro país.

LEER INFORMA

 

 


 

ÚLTIMOS TWEETS

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

       

IR ARRIBA